Bienestar Emocional
y
Crecimiento Personal

Imparte: Mónica de Andrés (Fisioterapeuta y Kinesióloga)

Más sobre Mónica:
http://monicakinesiologia.com/
https://www.facebook.com/monicakinesiologia

Grupos reducidos
Lunes –  17:15 a 18:30 h

Centro social Corpus

Cuota trimestral: 75,00€

Curso 2022/23: inicio lunes 3 de octubre

Inscripcones
Centro social Corpus  – C. Juan Bravo, 2
921466398 – gvelasco@fundacioncajasegovia.es

OBJETIVO:

  • Aprender cómo funciona tu mente y entrenar tus pensamientos para tu beneficio.
  • Reconocer tus creencias limitantes y liberarlas.
  • Reconocer las emociones, su finalidad y desarrollar tu inteligencia emocional.
  • Liberación del sufrimiento, el estrés y la ansiedad.
  • Vencer miedos e inseguridades que boicotean tu vida.
  • Practicar la Atención Plena, meditación y otras técnicas para calmar tu mente.
  • Aumentar tu Energía Vital y tu Autoestima.
  • Aprender a tener paz, a amar y a ser feliz.
  • Aprender a resolver conflictos mirando las cosas de otra manera.
  • Aprender a ver las dificultades como oportunidades de evolución y cambio.
  • En definitiva: Fomentar el Autoconocimiento y Desarrollo Personal para que tengas una vida plena, feliz, saludable y consciente, mejorando tus relaciones contigo mismo y con los demás.

BENEFICIOS:

  • Mayor autoconocimiento, auto-aceptación, confianza y compasión.
  • Mejora de la relación con nosotros mismos y con los demás.
  • Despertar de la Inteligencia Emocional.
  • Aprender a observar y dirigir nuestros pensamientos.
  • Aumento de la autoestima. Aprendemos a amarnos, respetarnos y sentirnos merecedores de todo lo mejor.
  • Relajación bioneuroemocional.
  • Reducción del estrés, la ansiedad, la angustia, el insomnio, la sensación de soledad, los dolores físicos y emocionales…
  • Aumento del estado de Consciencia para vivir el momento presente con Gratitud.
  • Equilibrar nuestra Salud mental, emocional y corporal.
  • Apertura a SER lo que somos y DEJAR IR lo que nos impide serlo.
  • Liberación de juicios, suposiciones e interpretaciones tóxicas que nos llevan al sufrimiento.

Imparte: Mónica de Andrés (Fisioterapeuta y Kinesióloga.)

Desde hace 30 años me he dedicado a la práctica clínica y a la docencia en Hospitales, Centros de Salud, Clínicas Privadas, Centros Sociales y Privados, Asociaciones, Ayuntamientos y domicilios particulares en Segovia, Madrid, Menorca, Barcelona, … y en México como voluntaria en Misiones Médicas en 2008.

En la actualidad sigo ejerciendo la fisioterapia, la kinesiología, terapias psico-emocionales y la docencia de talleres, conferencias y Cursos de Kinesiología,  Autoconocimiento, Bienestar Emocional y Desarrollo Personal, Salud Íntima Femenina y Yoga-Terapia, en los que todos, incluida yo, estamos aprendiendo, recordando y compartiendo lo que realmente SOMOS y la capacidad que tenemos para despertar la autosanación.

Comencé trabajando como Auxiliar de Enfermería. Ese contacto directo con los pacientes, ayudándoles en sus necesidades básicas, alimentación, higiene…me abrió los ojos. Me hizo darme cuenta de que todos, en esencia, somos lo mismo, necesitamos lo mismo, en nuestro estado de mayor vulnerabilidad, como puede ser la enfermedad y más si es vivida en soledad. Todos necesitamos cariño, amor, contacto, una mano a quien agarrar, una caricia, un abrazo, una persona que nos escuche, que nos reconozca y nos valore como seres humanos no como un número de seguridad social o de habitación.

Con sólo 22 años tuve la suerte de experimentar esto y mucho más y conectar con el corazón de los demás, escuchar con los oídos del corazón las emociones y sentimientos de ellos como si fueran míos, desde entonces el mundo de las emociones ha sido mi pasión.

Fue en el 2005 cuando, gracias a ser diagnosticada de una enfermedad, cuando una amiga me habló de la Kinesiología, me sonaba a chino, y no iba mal encaminada pues se basa en la Medicina Tradicional China. Me explicó que en la Kinesiología enseñan que cada músculo está relacionado con un órgano y éste a la vez con su emoción correspondiente y todo ello se mantiene conectado por los llamados meridianos energéticos de acupuntura.

Lo más llamativo para mí, fue descubrir en mi propio organismo la implicación de las emociones en mi estado de salud. Ver que, con el test kinesiológico, de forma sencilla, se llega a la emoción que está causando ese desequilibrio en mi salud, traducido en mi caso en cáncer uterino y que con técnicas sencillas y la labor de uno mismo se puede despertar el proceso de autocuración.

Ahí es cuando decidí estudiar la Kinesiología, y todo tipo de métodos y técnicas que nos ayudan a ser conscientes de nuestros pensamientos, creencias y emociones, para así no degenerar en un síntoma o en una enfermedad.

Desde entonces la implicación de la mente y las emociones en nuestro estado de salud ha sido mi verdad.