Descripción del proyecto

Coleccion

Sala: SALA 7

Nº de Orden: SALA 7-10

Nº de Registro: 1148

Nº de Inventario: 691

Autor: Claudia de Santos (1952), Ignacio Sanz (1953), Manuel Gómez Zia “Peregrino” (1951-2015) y José Antonio Abella (1956)

Materia técnica de fabricación: Cerámica esmaltada

Dimesniones: 52 x 18 x 16 cm.

Cronología: Ca. 1990

Titularidad: Fundación Caja Segovia

Procedencia: Colección de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia. Nº INV. 73

Ubicación: Torreón de Lozoya. Expuesto en Sala 7

Estado de Conservación: Bueno.

Descripción: Imagen exenta del Torreón de Lozoya que formaba parte de una ambientación para un belén.

Biografía: Claudia de Santos Borreguero
Nacida en Segovia en 1952, estudió Magisterio en la especialidad de Filología Inglesa y Sociología por la UNED. Cuenta con varios trabajos de investigación sobre cerámica y etnología. Además, cuenta con una dilatada experiencia en narración oral. Fue directora del Colegio Público Diego de Colmenares, en Segovia. Tras haber sido defensora del ciudadano en el Ayuntamiento de Segovia, entre 2003 y 2020, fue concejala de Patrimonio Histórico, Turismo y Urbanismo del Ayuntamiento de Segovia.
Ignacio Sanz Martín
Nacido en Lastras de Cuéllar en 1953, es sociólogo, escritor y ceramista segoviano, actualmente jubilado. Cuenta con una amplia obra literaria que engloba tanto literatura infantil y juvenil, como novelas, libros de viajes y de etnografía. Es crítico literario en “La tormenta en un vaso”. Su obra literaria ha sido galardona con varios premios. Fue finalista del premio Torrente Ballester de narrativa en 2001 y ganador del premio “Ala Delta” de literatura infantil en 2010 y 2013. Asimismo, obtuvo el premio “El Príncipe Preguntón” de poesía infantil de la Diputación de Granada.
Desde 1983 a 2012, fue coordinador de la “Tertulia de los Martes”, un encuentro literario y una colección de narrativa patrocinados por la Obra Social y Cultural de Caja Segovia, en las que participaron destacados poetas, dramaturgos, cineastas y novelistas españoles e hispanoamericanos.
Como ceramista se formó en la Escuela de Cerámica de Madrid, donde tuvo como maestro al alfarero extremeño Rafael Ortega. En Lastras de Cuéllar instaló su primer taller que, al poco tiempo, trasladó a la calle Judería Vieja en Segovia. Es el creador de figuras de cerámicas tan populares y conocidas en Segovia como los “San Frutos”, “Blases” o las maternidades.
Manuel Gómez Zia “Peregrino”
Manuel Gómez Zia, conocido como “Manolillo Peregrino” nació en Madrid en 1951. Fue un artista polifacético, ya que a lo largo de su carrera tocó diferentes disciplinas artísticas, desde el esgrafiado a la pintura, el grabado, la ilustración, la escultura o la cerámica. Se formó en la Escuela de Cerámica de Madrid.
Diseñó rótulos para numerosos establecimientos. Durante unos años vivió en Sepúlveda, villa que conoció siendo joven y de la que quedó enamorado. Eran frecuentes sus paseos por las Hoces del Duratón y la Sierra de Guadarrama. En Sepúlveda diseñó el traje del diablillo tradicional. Falleció de manera repentina en San Lorenzo de El Escorial en 2015.
En 2017 el Museo Rodera Robles le dedicó una exposición homenaje, en cuya reseña puede leerse: “Según subrayan en el catálogo de la muestra sus amigos Diego Conte, Ignacio Sanz y Prado Villanueva, ‘como ceramista era impecable. Su obra ha quedado repartida en muchas partes del mundo, pero resulta fácilmente rastreable en los rótulos callejeros de Sepúlveda, La Granja de San Ildefonso y Segovia, ya que campean en las fachadas de sus edificios’. ‘Manolo Peregrino’, además de ceramista y dibujante, fue ilustrador de libros, grabador, cartelista, editor, escultor y pintor. Llegó incluso a hacer algún esgrafiado ocasional en Segovia, en el que dejó reflejado el rostro de los propietarios de la casa, así como la del arquitecto y la suya. Pero, por encima de todo, Manolo era un tipo singular y luminoso, un sabio a quien la vida le había zurrado sin clemencia en la infancia madrileña. Huérfano de padre desde niño, comenzó a trabajar con doce años pintando muebles “antiguos”, imitando los dibujos de las distintas dinastías en las que los chinos dividen su historia. De manera que también era experto en dinastías chinas.”

José Antonio Abella
José Antonio Abella, nació en Burgos en 1956. Se formó como médico, si bien desde el punto de vista de la creación sobresale en sus facetas de escultor y escritor.
Como escritor ha conseguido importantes premios como el Premio de la Crítica de Castilla y León en 2014, o el de la XXXV Edición del Premio Hucha de Oro. Algunas de sus obras literarias se han enmarcado dentro del denominado ruralismo castellanoleonés. La Obra Social y Cultural de Caja Segovia publicó su entrañable novela “Yuda” dentro de la Colección Tertulia de los Martes, que hubo de ser reeditada.
Como escultor, ha participado en numerosas exposiciones colectivas. Sus obras más conocidas popularmente en Segovia son el Monumento a la Trashumancia y el Diablillo.

Comentario:

Adquirir una foto: https://www.fundacioncajasegovia.es/producto/torreon-de-lozoya-reproduccion-uso-personal-o-editorial-6/